domingo, 15 de julio de 2018

Lejos del corazón

En apenas una semana y a ratos sueltos: en el autobús, en las esperas de los médicos, en el WC, en los descansos de los partidos de la Copa del Mundo de Rusia..., he devorado la última novela de Lorenzo Silva, protagonizada por esos atípicos guardias civiles que responden por Vila y Chamorro. Se titula Lejos del Corazón y tiene como escenario la bahía de Algeciras, donde la delincuencia campa a sus anchas, con una grado de aceptación social, que queda magníficamente descrito en una mezcla de novela negra, social, costumbrista y hasta empresarial por la forma en la que Vila gestiona la relación con sus superiores, el equipo a su cargo y los recursos de los que dispone.

Es la misma novela de siempre, con nuevos elementos, que empieza con el secuestro y desaparición de un joven ingeniero informático de dudosa reputación, a partir del que las investigaciones sobre su entorno nos van abriendo un sinfín de ventanas sobre la ciberdelincuencia, el tráfico de drogas y otras mercancías más o menos legales, la peculiar convivencia con los llanitos de Gibraltar, los nuevos modelos de relación, y muchas más cuestiones que se abordan a lo largo de la novela, de la que os dejo esta reflexión que aparece al final: 'La gente se ha hecho a tomar lo que tiene a mano, y más si siente que no mira nadie y no siente el daño que puede hacerle a otro. Pero la vida no es eso: la vida es encontrar un deber. Uno personal, que tú creas y descubras por ti mismo, no el que otro quiera ponerte. Y a ese deber dárselo todo, pase lo que pase: te festejen o te maldigan, ganes o pierdas, cuando te recompense y cuando sea tu cruz.'

Amén.

sábado, 14 de julio de 2018

Iñigo Oyarzabal

‘La muerte no es más que un cambio de misión.’ (Leon Tolstoi)

Para los que ya tenemos una edad, hay personas que dejan huella, pese a que apenas hayamos tenido relación con ellas. Un gesto, un detalle, una sonrisa, una ayuda desinteresada, quedan en nuestra ya frágil memoria y nos golpean, como nos ha golpeado a muchos la muerte repentina de Iñigo Oyarzabal, un hombre nacido en 1964, que para mí, que vine a este mundo nueve años antes, podía estar en la mejor etapa de su vida personal y profesional, como lo demuestra la foto de abajo, en la que saluda al Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, en la reciente visita de éste a Gureak

La deportiva seguro que conoció momentos mejores, como el que recoge la foto del Maratón de San Sebastián de 1997, en que vemos a Iñigo Oyarzabal acompañando a Amaia Arana, que es quien me la ha facilitado y que fue la musa atlética de varias generaciones de fondistas y fonderos (que no es lo mismo ¿eh?). Ese año, Iñigo acabó el maratón en 3:01:59, puesto 325º, tras haber acompañado muchos kilómetros a Amaia, que debutó con 2:56:37. El de la izquierda, con el que me las veía tiesas hace una veintena de años, creo que es Julen Vadillo.

Un par de años antes, Iñigo Oyarzabal corrió la primera de las 23 B/SS que tiene en su palmarés y justo entonces hizo su mejor tiempo: 1:22:08. Este año hubiera hecho la 24ª.

Cuatro años después, en 2001, Amaia Arana hizo su marca de maratón en Rotterdam: 2:45:13 y cuenta que, mediada la carrera, animando a tope, estaban Iñigo y su mujer que, sin decirle nada, se había acercado desde Amsterdam, al enterarse de que corría.

Últimamente le pegaba más a la bici, sin descuidar los rodajes mañaneros en los que nos cruzábamos muchas veces, saludándonos, sin que yo –por aquello de mi mala cabeza-  le pusiera nombre… hasta que leí en la prensa la noticia de su muerte.

Dicen algunos que la muerte llega cuando hemos perdido la costumbre de vivir. Seguro que no es el caso de Iñigo Oyarzabal, un apasionado de la vida, a quien hubiera preferido seguir saludando, sin ponerle nombre, y que todos pudiéramos seguir disfrutando de ese gran tipo.

viernes, 13 de julio de 2018

Un 5.000 para dos

Algo estamos haciendo mal todos, cada uno desde su posición y desde su responsabilidad, para que, con lo que cuesta organizar una competición en pista –entendido el coste en términos de personas, medios y dinero- sólo dos atletas se animen a correr una prueba de 5.000 metros, teniendo en cuenta el gran número de practicantes y licencias de atletas que podrían correr esa prueba con los que contamos en Gipuzkoa. Y no creo que podamos culpar a la fecha y la hora: ayer a las siete de la tarde. Imanol González Gete y Raúl Viejo, dos atletas veteranos, a quienes veis en la foto, fueron esos dos ¿valientes?

Mayor poder de convocatoria suelen tener las carreras de velocidad, en las que ayer volvió a brillar Ander Uranga un chaval de 17 años, que hizo marca personal en 200 metros: 21.83, cuarenta y cinco minutos después de haber corrido los 100 metros en 11.08.

Y destacar la marca personal de Malen Martínez en los 100 metros vallas, 14.45, mínima para el Campeonato de España.

Fueron 70 los atletas que compitieron y estos los resultados más destacados:

HOMBRES. Anoeta 12 de julio
Prueba
Podium
Club
Marca
100 m
18
1
Aitor Zabala
Tolosa
11.01
2
Yeray Veróniz
Intec Zoiti
11.03
3
Ander Uranga
Tolosa
11.08
200 m
13
1
Ander Uranga
Tolosa
21.83
2
Aitor Zabala
Tolosa
21.88
6
Joseph Anthony Espinal
Atlético SS
22.28
5.000 m
2
1
Raúl Viejo
Tolosa
16:40.83
2
Imanol González Gete
Atlético SS
17:00.29
110 m v
5
1
Javier Colomo
Pamplona
13.96
2
Iban Maiza
Real Sociedad
14.43
Peso 4 kg
1
1
Iker Esnaola
Tolosa
10.83
Peso 5 kg
1
1
Aritz Apaolaza
Txindoki
15.35
40

MUJERES. Anoeta 12 de julio
Prueba
Podium
Cat.
Marca
100 m
10
1
Begoña González
Diana
12.23
2
Nora Ituarte
Tolosa
12.53
3
Irati Agirregomezkorta
Tximista
13.03
200 m
7
1
Begoña González
Diana
25.12
2
Ane Etxeberria
Tolosa
26.33
3
Janire Telleria
Tolosa
28.04
400 m
5
1
Nerea Ircio
Atlético SS
58.69
2
Irati Zurutuza
Atlético SS
59.35
3
Marta Mirumbrales
Barrutia
59.62
100 m v
6
1
Malen Martínez
B.A.T.
14.45
2
Eneritz Busto
Atlético SS
14.87
3
Ainhoa Gibelalde
Tolosa
16.07
Peso 3 kg
1
1
Maria Felisa Nnegue
Tolosa
13.87
Peso 4 kg
1
1
Amaia Dublang
Atlético SS
13.10
30

También hubo pruebas en Anoeta, el sábado 30 de junio y el domingo 1 de julio, en un programa corto. Aquí tenéis los resultados:

HOMBRES. Anoeta 30 de junio y 1 de julio
Prueba
Podium
Club
Marca
100 m
10
1
Julen Ortiz de Urbina
Barrutia
11.18
2
Eneko Carrascal
Arrasate
11.23
3
Unax Lecanda
Laudio
11.28
3.000 m
6
1
Asier Fernández
Apalategui
8:56.55
2
Alberto Arberas
Aloña Mendi
8:57.56
3
Imanol Cruz
Añares Rioja
9:03.15
4
Raúl Viejo
Tolosa
9:49.09
5
Arkaitz Aginagalde
Renteria
10:43.00

Gorka Simón
Atletico SS
AB
Disco
4
1
Iker Maiz
Real Sociedad
46.69
2
Aitor Garro
Independiente
35.30
Martillo
3
1
Servando Rivas
Real Sociedad
60.32
2
Aitor Urkia
Real Sociedad
55.20
3
David Muñagorri
Real Sociedad
51.13
23

MUJERES. Anoeta 30 de junio y 1 de julio
Prueba
Podium
Cat.
Marca
100 m
11
1
Tessy Ebosele
La Blanca
12.9-
2
Nerea Sasiain
B.A.T.
12.9-
3
Irati Iriondo
Tximista
13.0-
Disco
1
1
Maria Felisa Nnegue
Tolosa
36.04
Martillo
4
1
Garazi Castañares
B.A.T.
48.68
2
Dorleta Oyarbide
Txindoki
45.12
16

Buscando por ahí, he encontrado algunos atletas gipuzkoanos y navarros que compitieron en Basauri el 24 de junio:

HOMBRES. Basauri 24 junio
Prueba
Podium
Club
Marca
200 m
16
1
Aitor Zabala
Tolosa
22.19
2
Iñigo Lozano
Txingudi
22.86
6
Ion Arrieta
Txingudi
23.21
1.500 m
34
1
Atarratze Beñat Rota
Hiru Herri
4:02.41
3
Javier Nagore
Ardoi
4:02.46
4
Alex Oiarbide
Atlético SS
4:07.49
MUJERES Basauri 24 junio
Prueba
Podium
Club
Marca
200 m
13
2
Ane Etxeberria
Tolosa
26.33
7
Nerea Rezabal
Xeye
29.08

Maddi Lillo
Tolosa
AB

Y terminamos este post con dos eventos de mayor nivel: el Encuentro Internacional de Saltos, entre España, Italia y Portugal, celebrado en Ávila el pasado martes, en el que las pertiguistas Maialen Axpe  y Malen Ruiz de Azua, primera y segunda, superaron el listón en 4.30, sin poder con 4.40, que sería la mínima para el Campeonato de Europa de Berlín.

Y el Campeonato del Mundo Sub 20, que se está celebrando en Tampere (Finlandia), con la participación de Maria Lasa, que corrió los 800 metros en 2:12.04, y Aitor Urkia, que lanzó el martillo a 60.08 metros, marcas lejos de las que han acreditado esta temporada, con la que se quedaron fuera de las finales. Una gran experiencia para dos prometedores atletas.