jueves, 3 de abril de 2014

El guardián invisible

El 15 de enero de 2013 se publicó El guardián invisible, primera entrega de la Trilogía del Baztán de la escritora donostiarra Dolores Redondo, que reside actualmente en Cin-truénigo, en la Ribera de Navarra. Más de 100.000 ejemplares vendidos, 10 reediciones y publicada en 17 países.

Me la recomendó mi mujer y me la he ventilado en 3 días. El martes, después del Barça-Atlético, me terminé las 100 páginas que me faltaban, porque no me podía ir a la cama sin obtener las respuestas a los múltiples frentes abiertos en la novela: desde asesinatos rituales a una historia familiar  cuyas protagonistas son la madre, la tía y las hermanas de la inspectora Amaia Salazar, formada en Quántico, que combina los métodos racionales y científicos del FBI con elementos de la mitología vasco-navarra, como el basajaun, Mari, las belagiles...

Ambientada en Elizondo, en un frío y húmedo febrero, el bosque, el río, las piedras y las casas son el marco perfecto por los que se mueven unas mujeres que son a la vez protagonistas y víctimas. Los hombres -incluso el asesino en serie que se descubre al final- juegan un papel secundario. El ambiente opresor me ha recordado al que se respira en la película El silencio de los corderos y la inspectora Amaia Salazar a Clarice Sterling (Jodie Foster), rubia como ella, y como ella, fuerte y frágil a la vez, con un pasado atormentado que reaperece en cuanto regresa a su Elizondo natal del que se había alejado voluntariamente. Un Elizondo y un Baztán que me resultan familiares, porque mi abuela Teresa era de Ziga.

Os animo a leer esta novela negra, en la que los crímenes son algo secundario. Estoy seguro de que os atrapará desde el primer capítulo. Yo me acabo de comprar en mi e-book la segunda parte y estoy deseando terminar este post para meterme con ella.

2 comentarios:

  1. Buen consejo, Gabi, llega el cumple de la jefa y éste será un detalle...

    ResponderEliminar