viernes, 11 de abril de 2014

Panem et circenses

El pasado 16 de enero, escribía un post titulado Como los malos árbi-tros en el que concluía que yo, como ciudadano, desa-pruebo que con el dinero de los contribuyentes se sub-vencione a sociedades deportivas profesionales.

La semana pasada supimos que el TSJPV (Tribunal Superior de Justicia del País Vasco) dictaba una sentencia atendiendo el recurso presentado a título individual por Javier Olaverri contra la modificación del Plan General de la ciudad –aprobado hace sólo dos años- que permitía crear cuatro edificaciones en el estadio de Anoeta para obtener 15.800 metros cuadrados destinados a usos terciarios. Una modificación urbanística claramente ilegal, paradigmática del urbanismo a la carta que creíamos más propio de otras instituciones, de otras latitudes, con el objetivo de favorecer los intereses de la Real Sociedad, pasando por encima de todo lo que haga falta.

De la misma manera que hace un año, cuando Javier Olaverri presentó el recurso, todo el lobby realista y futbolero cargó contra él, declarándole poco menos que persona non grata, a ese mismo lobby le ha faltado tiempo para abrumarnos esta semana en El Diario Vasco con un aluvión de páginas, incluida una portada. No he visto el DV de hoy, pero apuesto a que siguen con el raka raka.

Y siempre con la misma canción: el agravio comparativo con nuestros vecinos de Bilbao. A cuenta de eso, se permitían afirmar que Javier Olaverri actuaba en contra de los intereses de la Real –y por ende de los gipuzkoanos- y a favor de los del Athelic. Les invito a leer un artículo del propio Javier Olaverri, publicado en El País el pasado 21 de diciembre. Se titula La lupa de Bruselas sobre el Athetic.

Yo no me creo eso de que Gipuzkoa es la Real, pero estoy dispuesto a rectificar. Es muy fácil. Ahora que están de moda, convoquen un referéndum en el que todos los gipuzkoanos nos podamos manifestar. Si ganan los que dan barra libre a la Real Sociedad para que siga campando a sus anchas, admitiré el resultado. ¿Se atreve, Sr. Aperribay?

Resulta curioso que un país como España, al borde de la quiebra, y con casi todos sus clubes endeudados hasta las cejas, se permita tener 4 (los dos equipos de Madrid en la Champions, Sevilla y Valencia en la Europa League) de los los 8 semifinalistas de las competiciones europeas. Alemania (Bayern), Inglaterra (Chelsea), Italia (Juventus) y Portugal (Benfica) se reparten el 50% restante. ¿Tendrán algo que ver las ayudas de todo tipo (recalificaciones, condonaciones de deudas a Hacienda y Seguridad Social, alquileres irrisorios, subvenciones a fondo perdido…) que reciben los clubes de fútbol profesional? ¿Juegan con ventaja los clubes de la Liga española?. En este escenario de crisis, resultan obscenas las cantidades que cobran, no solo las estrellas como Messi o CR7, sino también directivos y técnicos de medio pelo, que no encontrarían acomodo en las tareas más básicas de cualquier empresa seria.

Y resulta igualmente curioso que a equipos como el Eibar -esos sí que tienen mérito- les quieran echar de la categoría por cometer el pecado mortal de llevar una economía saneada.

Como decía Javier Olaverri, que la Real Sociedad, incapaz de llenar un campo de menos de 30.000 espec-tadores, quiera construir una para 45.000, es una burrada. Es algo totalmente caprichoso e innecesario. Pero bueno, si se lo pagan ellos, subiendo las cuotas de los socios, vendiendo jugadores, peleando por los derechos de la televisión, etc. or konpon!. Si no les gusta cómo está Anoeta y quieren seguir ahí, que hagan una oferta a sus propietarios, a precio de mercado, y que, con su dinero, se hagan el campo que quieran.

Parece mentira que con todo lo que ha avanzado la civilización, dos mil años después siga funcionando aquello del panem et circenses que inventaron los romanos. ¡País! Que diría Forges.

11 comentarios:

  1. De acuerdo al 100% contigo Gabriel. Soy socio de la Real pero en contra de un céntimo de ayuda pública. Y kutxabank que haga lo que quiera, pero lamentable dinero para esto y no para otros proyectos más sociales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos socios piensan como tú, Gorka. Y en cuanto a Kutxabank, entiendo que no debería poner ni un solo euro.

      Eliminar
  2. Ten cuidado Gabriel no te echen a la hogera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajajaja!!!! Ricardo. Recuerda que durante 13 años fui árbitro de fútbol. Encajo bien.

      Eliminar
  3. No he querido añadir ningún comentario a lo que escribe Gabriel Beldarrain, porque creo que no lo necesita, quienes me conocéis sabéis de sobra lo que pienso al respecto y además, tengo que decir que me cansa y me disgusta mucho dedicarle energía a este asunto, entre otras cosas, me di de baja de la Real hace pocas semanas. Eso sí, me consuela ver que, ante un panorama que los medios tratan de pintar como absolutamente unánime, haya gente que piensa como yo, ¿será que somos del Athletic y no nos habíamos dado cuenta? Gracias a ti, Gabriel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrik asko! zuri, Rafa. Tú eres el autor intelectual de post, que se me ocurrió después de leerte ayer en facebook. Como habrás visto, el hilo argumental se apoya en tus comentarios. ¡Ah! y de unanimidad, NADA. A ver si se atreven con un referendum. Eskerrik asko!

      Eliminar
  4. Martin De la Fuente11 de abril de 2014, 23:24

    Y los clientes de kutxabank no tenemos derecho a opinar? Porque, por muy bien que estén ahora, es un club que no pagó deudas hace pocos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos debemos opinar, Martin; como clientes y como ciudadanos. Porque los del 'lobby' nos van a seguir machacando desde los medios y desde las instituciones.

      Eliminar
  5. Ese dinero va en su mayoría a pagar unos sueldos desorbitados de unos jugadores que no generan ese dinero, ver hoy a Ruben Pardo salir con su Porsche me parece absolutamente lamentable, el deporte hace ya tiempo que ha abandonado sus orígenes y principios, hay muchas necesidades, pero lamentablemente no hay políticos con criterio ni valor para poner fin a tanto despilfarro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueldos son obscenos, Juan. Y no sólo los de los jugadores. Si comparáramos los gastos de personal (incluyendo todo) de la Real con los el Eibar ¿por cuánto crees que tendríamos que multiplicar?

      Eliminar
  6. Así es Javi. Por eso hablaba yo el el 14 de enero de los malos árbitros y las 'compensaciones'.

    ResponderEliminar